Cookie Policy Protección infantil – Una Stanza per Crescere

Protección infantil

¿Cómo, cuándo y por qué?

1.

Controles pediátricos y balances de salud

Desde el nacimiento hasta los 14 años conviene que los niños vayan a las consultas periódicas con el pediatra de la familia, siguiendo las frecuencias de los balances de salud (BdS): un programa gratuito y bien definido de vigilancia sanitaria.

En otras palabras, los balances de salud (BdS) permiten el control de los niños con frecuencias pre-establecidas con la finalidad de evitar o bien para identificar, lo antes posible, los signos de patologías serias o que conlleven invalidez, para las cuales un diagnóstico y una terapia precoz son capaces de modificar la evolución de la enfermedad o del problema.

Los BdS son programas con un calendario, similar en las diferentes regiones italianas, con una elevada frecuencia durante el primer año de vida (0-3-6-8-12 meses), que progresivamente se van reduciendo en los años siguientes (18 meses-3-6-10-14 años).

2.

Vacunaciones

Las vacunas combaten enfermedades infectivas peligrosas para las que no existe una terapia (poliomielitis) o bien que ésta no siempre es eficaz (difteria, tétanos, meningitis meningocócica, enfermedades neumocócicas invasivas), o bien enfermedades que pueden causar graves complicaciones (sarampión, varicela, rubeola, hepatitis B y tos convulsa).

Actualmente se dispone de vacunas para prevenir infecciones causadas por algunos virus, que a veces pueden causar cáncer (virus del papiloma humano, virus de la hepatitis B).

Para realizar la vacunación concienzudamente es oportuno que los padres soliciten siempre información y aclaraciones al servicio de vacunaciones y a su pediatra de confianza.

3.

Proteged a vuestro niño

Los adultos tienen la gran responsabilidad de educar a los niños para que tengan un comportamiento prudente y seguro, tanto en el hogar como fuera del mismo.

Durante los primeros meses, la seguridad se basa en la atención de los adultos; cuando el niño comienza a ser más autónomo en sus movimientos, es necesario, además, efectuar una reorganización de los espacios y de los objetos, en función de los diferentes grados de autonomía de sus etapas de desarrollo.

Niños y animales

Cuando se tienen animales y niños conviviendo en casa, es importante crear espacios que les ofrezcan la posibilidad de descanso y tranquilidad.

Es necesario enseñar al niño a respetar a su amigo de 4 patas, sin tirarle del pelo o de las orejas, dejándolo tranquilo si no quiere jugar, y aprendiendo a no acercarse a su cuenco de comida.

Seguridad y juguetes

Los juguetes deben elegirse con sumo cuidado, leyendo atentamente las indicaciones del envase: han sido estudiados para adaptarse a la edad y a las habilidades motoras del niño.

Los juegos para los más pequeños son suaves y no tienen partes extraíbles que un bebé podría tragarse.

Seguridad y alimento

Comportarse bien en la mesa y comer con corrección es importante para todos los niños. Enseñadles a comer con cuidado, masticando bien y sin distraerse: deben aprender a reconocer las diferentes consistencias de los alimentos para no sufrir accidentes.

Seguridad y el dormir

También el sueño del niño debe protegerse: es importante para el crecimiento y el desarrollo.

Los niños deben dormir en ambientes frescos y aireados, no deben estar demasiado abrigados.

Niños y pantallas

También para las pantallas hay reglas, se deben utilizar con moderación, teniendo presente algunas directrices:

Los niños necesitan experiencias directas y concretas, como tocar los objetos.

Es importante que un adulto acompañe al niño para que le explique y añada información a los vídeos y a los juegos.

Demasiados vídeos hacen que el niño esté quieto, lo que causa aumento de peso e irritabilidad.

Privacy Policy

C'è un libro in regalo per il tuo bebè

Lascia qui la tua mail o il tuo numero di telefono, ti contatteremo per dirti dove ritirare il tuo regalo